La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha advertido este martes de que el brote de ébola amenaza la seguridad alimentaria de África occidental. Mientras, la OMS ha informado de que el virus ha causado la muerte de 31 personas en la República Democrática del Congo, donde la epidemia se mantiene contenida en un área a unos 800 kilómetros al norte de Kinshasa, en el noroeste del país, según dijo a la AFP Eugene Kambambi, portavoz del organismo sanitario en el Congo.

En un comunicado, la FAO ha explicado que las restricciones fronterizas y de movimiento —principalmente en Liberia, Sierra Leona y Guinea, los tres países más afectados por el virus— para contener la expansión de la epidemia han provocado compras compulsivas, carencias de alimentos y alzas en los precios, así como escasez de mano de obra para las próximas cosechas.

“Incluso antes del brote de ébola, los hogares en algunas de las áreas más afectadas estaban gastando hasta el 80% de sus ingresos en comida”, ha resaltado Vincent Martin, experto de la FAO en Dakar. La yuca, por ejemplo, aumentó el 150% en Sierra Leona en las primeras semanas de agosto.

La producción de arroz y maízprevisiblemente decaerá durante la próxima temporada de recolección por el “poco personal en las granjas y plantaciones”, ha asegurado el organismo alimentario. Ha alertado también de forma particular de los efectos que la crisis médica tendrá para las cosechas de aceite de palma, cacao y caucho, claves para los ingresos de muchas familias que tampoco podrán recurrir a la carne de animales salvajes por orden de las autoridades.

Para aliviar esta situación, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la FAO ha puesto en marcha una operación de emergencia regional con el envío, durante los próximos tres meses, de 65.000 toneladas de alimentos destinados a 1,3 millones de personas de la zona oeste africana.

Más información: www.elpais.com