Tomorrow Machine es un estudio de diseño sueco que basa la mayor parte de sus propuestas creativas en la sosteniblilidad. Sus propuestas van más allá de el reciclaje de los packaging alimentarios pues buscan pasar esa barrera y alcanzar una armonia entre el producto y su envase, tal que no sea necesario desecharlo sino que ya, de por si, pueda degradarse y reducir a cero su impacto en el medio ambiente. Una ventana a un futuro cercano que invita a pensar sobre la cantidad abrumadora de envases que se lanzan a diario y la mejor manera de reducir esos daños ambientales.

Entre las soluciones desarrolladas por Tomorrow Machine se encuentran unos envoltorios de alimentos que pueden cambiar de forma para doblarse como un plato o como un tazón y embalajes que pueden compostarse o desintegrarse al entrar en contacto con el agua.

El Sustainable Expanding Bowl es un envoltorio biodegradable de celulosa que responde a las necesidades de los alimentos liofilizados.

Los alimentos se cocinan instantáneamente al verter agua caliente en la boca del envoltorio, que se abre para convertirse en un tazón.

Un embalaje que desaparece cuando el alimento se consume

El concepto This Too Shall Pass que puede usarse con productos alimentarios como el arroz basmati, el aceite de oliva o los batidos se basa en el principio de que el embalaje está diseñado para descomponerse naturalmente o disolverse en agua.

Las innovadoras soluciones de embalaje desarrolladas por Tomorrow Machine forman parte de un trabajo cuyo objetivo consiste en encontrar una alternativa al plástico, cuyo proceso de descomposición natural es bastante complicado.

El ciclo de vida de las soluciones desarrolladas por Tomorrow Machine es tan corto como el de los alimentos que contienen, para lo cual es necesario usar combinaciones de materiales que no reaccionen entre sí.

Aunque muchas de sus soluciones tardarán alrededor de cinco años en llegar al mercado, el envoltorio Microgarden saldrá a la venta muy pronto y será comercializado por Infarm.